Che Guevara y su pasión por el Ajedrez. #HistoriadeCuba #Cuba #CubaesNuestra

El 21 de junio de 1952, Ernesto Guevara y Alberto Granado continúan navegando por el río Amazonas en una balsa rumbo al poblado de Leticia, situado en el extremo sur de Colombia.

Che Guevara y su pasión por el Ajedrez
En una carta que le escribió a su madre Celia de la Serna varios días después, exactamente el 6 de julio, desde Bogotá, la capital de Colombia, Ernesto le explicó que el primer día de navegación fue muy bueno, pero a la noche, en vez de hacer guardia se pusieron a dormir cómodamente amparados por un mosquitero que le habían regalado y amanecieron varados en la orilla. Agregó: “Comimos como tiburones. Pasó felizmente todo el otro día y decidimos hacer guardia de una hora cada uno para evitar inconvenientes ya que al atardecer la corriente nos llevó contra la orilla y unas ramas hundidas casi nos descuajan la balsa.”

21 de junio de 1959. El Comandante Ernesto Che Guevara durante su estancia en la República Árabe Unida pasa una parte del día a bordo de un destructor egipcio observando las maniobras navales que se realizan en el mar Mediterráneo.

Che Guevara y su pasión por el Ajedrez

21 de junio de 1962. Desde joven Ernesto Guevara evidenció un gran amor por el ajedrez. En Cuba tras el triunfo de la Revolución se preocupa por lograr la práctica masiva del denominado juego ciencia.

Este día participa en una simultánea de ajedrez realizada en el Ministerio de Industrias y de esta forma influye con su ejemplo al desarrollo de este deporte en nuestro país.

En otras ocasiones asistió a las competencias que se celebraron en Cuba en los campeonatos internacionales de ajedrez “Capablanca in Memoriam” que se iniciaron en ese año de 1962.

Che Guevara y su pasión por el Ajedrez

21 de junio de 1967. “La vieja”. Con esta breve frase comienza el Che sus anotaciones en el diario que lleva en Bolivia. Recuerda así el aniversario del natalicio de su madre, Celia de la Serna.

En sus anotaciones correspondientes a este día también hace referencia al calificativo que le habían puesto en la guerrilla boliviana al tener que realizar funciones como odontólogo.

Comenta: “Después de dos días de profusas extracciones dentales en que hice famoso mi nombre de Fernando Sacamuelas, alias Chaco, cerré mi consultorio y salimos por la tarde; caminando poco más de una hora. Por primera vez en esta guerra salí montado en un mulo…”

Seguidamente señala que los tres detenidos el día anterior, entre ellos dos militares, fueron llevados una hora por el camino del Mosquera y despojados de todos sus enseres.

Explica que también con uno de los habitantes de la zona con quienes habían contactado envió unos mensajes, entre ellos una carta para la esposa del guerrillero boliviano Guido Álvaro Peredo Leigue, “Inti”.

Ya no se trata de la lucha de un gigante despótico contra algo indecente. Ya no se trata de los principios del siglo o los fines del siglo pasado cuando…los cañones yanquis imponían respeto y cambiaban gobiernos. Ahora las fuerzas del pueblo contestan. Nosotros conocemos eso. Sabemos que algún día pudiera ser que un ataque parecido, fraguado a través de una provocación parecida, cayera sobre nuestro territorio. Hay que pagar cualquier precio por el derecho… a construir el socialismo según la voluntad de nuestro pueblo”. Ernesto Che Guevara.

Che Guevara y su pasión por el Ajedrez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s